jueves, 28 de junio de 2012

Crónica del #kfe06 en Salamanca ( #slm01)



El pasado viernes 15 de junio se celebró en distintas sedes del mundo el Kfé Innovación ( #kfe06). Después de la participación de la sede de Salamanca en las dos últimas ediciones del #kfe nos encontrábamos de nuevo con la oportunidad de poder debatir y construir nuevo conocimiento, en este caso sobre el aprendizaje colaborativo.

Antes de empezar el evento, Silvia Avís y un servidor realizamos un pequeño audio para animar a las personas a acudir al evento con varias ideas: inteligencia colectiva, creatividad, aprendizaje colaborativo...y una idea muy importante que se desarrollo antes y después del evento: ¿ Queremos realmente aprender colaborativamente? ¿ Es posible ésto en una sociedad competitiva? ¿ Por qué las personas no quieren acudir a un lugar en donde no te dan un certificado? ¿ Esas personas están haciendo bien? Lo comento porque el aprendizaje informal, el network y aprender entre iguales serán una de las claves de la sociedad del siglo XXI y tengo la sensación de que en ese sentido vamos muy retrasados.




Dentro de lo que fue el evento se plantearon varias preguntas que me gustaría ir a modo crónica:

En un  primer momento, los coordinadores estuvimos presentando cuál era la idea y objetivo del #kfe06, ayundandonos para ello de la presentación encontrada en la página del kfe así como del vídeo promocional utilizado el año pasado para el intento de presentar un libro electrónico.
Los asistentes a la reunión fueron: Silvia, Juan Pablo, Erla, Verónica, Fernando, Javier y Nsrin. He querido nombrar el nombre de todos y todas con la intención de mostrar sus ganas por querer cambiar las cosas. Ciudadanos del mundo que se unen para debatir y reflexionar, en este caso sobre aprendizaje colaborativo.

Empezamos a preguntar de forma amplia con ¿ Qué es para ti el aprendizaje colaborativo? ¿ Qué se requiere para ello? ¿ Realmente queremos aprender juntos?

Muchas preguntas y muchas respuestas. Una cosa clara, a medida que vamos avanzando con la edad vamos perdiendo nuestra capacidad de aprender colaborativamente. Vamos pasando de una colaboración en las etapas de infantil para poco a poco ir destrozando esa capacidad colaborativa en las etapas superiores. ¿ Y por qué no queremos aprender colaborativamente en las distintas etapas? Pues por el tipo de actividades que se promueven en la educación. Parece que eso lo teníamos claro, no se trabaja por proyectos, no hay investigación en los trabajos con lo cual el alumnado no es tonto y prefiere repartirse un trabajo y que cada uno haga lo suyo y después lo juntamos. O sea en definitiva, que el profesorado en cuestión no crea escenarios nuevos para la colaboración y que eso impide de una forma u otra aprender colaborativamente.

Pero todo esto creo que ya se ha hablado en miles de sitios y lugares durante los últimos 50 años en todas partes del mundo. Sin embargo, si que me gustaría destacar algo que nos ocurrió y que sinceramente me parece lo más interesante de todo el encuentro y fue la reflexión personal que cada uno hizo sobre la temática en cuestión que nos planteábamos. Fue cuando después de estar hablando, sacando ideas...cuando se preguntó: ¿ pero nosotros mismos aprendemos colaborativamente? ¿ Realmente queremos aprender juntos? ¿ Tenemos miedo de reflexionar colaboritavemente o compartir nuestras ideas?  ¿ Es verdad como dice @eraser que en una sociedad competitiva es imposible colaborar?

Reflexionar sobre nuestra propia práctica. No podemos ir hablando de aprendizaje colaborativo, se nos llena la boca y más desde Universidad y después ni nosotros mismos lo  hacemos. ¿ Qué pedimos? ¿ Qué queremos?  Empecemos a reflexionar sobre nosotros mismos y quizás a partir de ahí podamos dar algunas pautas para entender que es esto de colaborar. Kfè Innovación lo es,  lo tengo claro. Pero nuestro reto mayor es, ¿ Cómo hacer que más ciudadanos crean en estas dinámicas de participación? ¿ Cómo explicarle a un ciudadano que en esas dos horas de su vida aprenderá más que en un año en distintas instituciones formales, eventos, congresos, etc? La participación, la horizontalidad como claves del nuevo mundo. Todas las ideas valen, absolutamente todas. La del alumno, la del docente, la de la familia, la del gurú educativo también vale.

Bueno, espero no haberme líado demasiado y que quizás este post un poco desorganizado sirva para que otros y otras puedan reflexionar sobre lo mismo, es decir, sobre nosotros mismos y nuestra actitud y compromiso ( REAL) hacia el aprendizaje colaborativo.

Seguimos hablando, lanzando ideas, construyendo conocimiento colectivo... ¿ Seguimos? Por supuesto, esto es ya imparable.