lunes, 15 de junio de 2009

Gianni Rodari

Hola a todos y todas,
estaba recordando un autor que conocí en Valencia a través de una asignatura denominada "Pedagogía del lenguaje escrito". Dicho autor se llama Gianni Rodari:



Gianni Rodari es un autor de cuentos nacido en Italia en el año 1920.
A través del contacto directo con los niños Gianni Rodari observa y toma apuntes, intentando desentrañar los procedimientos del arte de crear historias. El binomio fantástico, el extrañamiento, el "qué pasaría sí", la construcción de adivinanzas, la parodia y mezcla de fábulas... de este modo los niños juegan con las palabras y crean nuevos mundos, desarrollan su capacidad de imaginación, comprenden y actúan sobre la realidad.
Rodari siente un gran interés por la educación ingresando también el movimiento de cooperación educativa. Todo este contacto directo que he explicitado arriba es lo que le lleva a escribir su obra más emblemática, “Gramática de la fantasía”. A partir de esta fecha, Rodari escribirá una sucesión de cuentos que le llevarán a recibir el Premio Andersen, que se podría considerar el premio Nóbel de literatura para niños y jóvenes.

Escritor, periodista, pero también militante político, maestro y pedagogo, para Gianni Rodari, todas estas actividades forman parte de una misma militancia, la de abrir en el mundo un espacio para la imaginación creadora, la de permitir a los niños intervenir en ese mundo imaginando nuevas posibilidades, llevándolas a cabo.
Rodari quería partir de la lengua, es decir, de la cultura del niño, y ayudarlo a construirse sobre aquella lengua de su expresión libre y completa, la lengua de su búsqueda autónoma, la lengua de la comunicación social, no la lengua para decir siempre sí, sino la lengua para decir sólo los sí que siente suyos y para decir no cuando siente no Por medio de las historias y de los procedimientos fantásticos que las producen, nosotros ayudamos a los niños a entrar en la realidad por la ventana, en vez de hacerlo por la puerta. Es más divertido y por lo tanto más útil."
En la obra de Rodari encontramos muchas referencias lo popular, a lo cercano. Para el es importante conocer la cultura de la gente, la cultura popular de cada pueblo, para de esta forma acercarnos a las experiencias cotidianas del niño. Pero es más, Rodari cree que en las cosas pequeñas es donde está la felicidad. Yo estoy completamente de acuerdo con el autor. Las personas y los niños más felices son aquellas que se divierten con nada o son felices con pocas cosas.
Otro pensamiento muy importante de la obra de Gianni es la realidad social. El quiere que los niños se enteren del mundo en el que viven. Me parece fundamental este enfoque crítico que presenta Rodari. Al igual que autores como Freire, Gramsci, Freinet, el autor espera que los niños conozcan el mundo. En sus obras se ven esas relaciones de dominación así como su rechazo a la guerra. Sería interesante imaginar o crear unos cuentos con las realidades de hoy. Rodari consideraba que el niño debía ser crítico, constructivo y transformador y participar activamente en la vida de la familia, la escuela o el barrio, en lugar de permanecer en un mundo aislado, ajeno al acontecer social. Aquí se ve como Rodari concebía a los niños como sujetos activos promoviendo un aprendizaje por descubrimiento.
Gianni Rodari también era un hombre muy preocupado por la cultura. La consideraba fundamental para una buena educación del niño. Ya comentamos antes en la biografía su pasión por la música. En sus obras se ve claramente reflejada esta preocupación por la música. Quería que los niños las conociesen, la amasen, soñasen.
Por último comentar uno de los puntos más importantes de su pensamiento. Se trata de la infancia, la familia y la escuela. El descubrimiento de la propia identidad, la fuerza de la amistad, el trabajo colectivo, la unión, la necesidad del trabajo, etc. Se echa mucho de menos todos estos temas en una sociedad como la de hoy en la que los valores que se proclaman son todos los contrarios como la competitividad, la individualización, etc. En muchas de sus obras nos habla de la escuela al más estilo Gramsci. Toca temas como las desigualdades de acceso a la cultura, los presupuestos destinados a educación, al aprendizaje memorístico que se da en las escuelas, etc. Rodari era una persona comprometida por los más desfavorecidos.
En este mundo de productividad según Rodari hacen falta hombres creativos, imaginativos, que sepan luchar contra este tipo de jerarquía que hay en las escuelas y en la sociedad. La fantasía tiene que poder contra este poder. Es una lucha constante por la cultura, por el saber, por la fantasía. Rodari tiene un pensamiento creativo, una pedagogía transformadora. Quería cambiar la sociedad a través de la educación y los cuentos, porque como otras personas como yo pensaba que otro mundo era posible.

1 comentario:

conchi84 dijo...

He conocido hace poco la "Gramática de la Fantasía" de Rodari y es absolutamente genial. Como partiendo de estrategias tan sencillas se puede llegar a fines tan interesantes para potenciar la creatividad de los alumnos. Una de mis técnicas preferidas es la llamada "el error creativo" que consiste en crear historias a través de errores cometidos por los niños. Esto les sirve para aumentar su imaginación y corregir el error de forma no traumática.