sábado, 13 de septiembre de 2014

!No, nos reformen! Una apuesta por el cambio


Fuente de la foto: http://www.anticapitalistes.net/spip.php?article2268

!No, nos reformen! Formemos a quiénes "dan nueva forma"a la práctica, si es que sabemos. Dejemos experimentar si hemos previsto la formación necesaria para ello. Dennos medios. Pero, en nombre de la experiencia ya tenida y de la dignidad del profesorado, dejemos experimentar las reformas a quiénes pueden cambiar la práctica , aunque, en nombre de la sociedad, no debe concedérseles autonomía sin pedirles responsabilidades, como hay que pedírsela a quiénes, desde el plano político, eligen una determinada reforma como concreción o situación política"

Dicha cita pertenece a Gimeno Sacristán ( 2005) titulado " La muerte de las reformas y el regreso de la política" publicado en Cuadernos de Pedagogía. 

Desde mi punto de vista, dicho párrafo o texto contiene muchas de las claves de los problemas del sistema educativo Español. En aproximadamente 30 años de democracia hemos pasado por la LGE, LOECE, LODE, LOGSE, LOPEG, LOCE, LOE y ahora LOMCE. Está claro que esto no es normal,  ( un chico como yo ha vivido todas estas leyes, alucinante)no podemos seguir cambiando leyes en función del partido político que gobierne. Pero también tengo clara una cosa, no quiero establecer un pacto de Estado con mínimos con partidos que le dan nota evaluable a la asignatura de religión. España es distinta, no es Finlandia, Suecia o otro país con unas ideas claras más allá de la derecha o izquierda, que tan de moda está ahora en este país mafioso.

¿ Y quiénes sufren todo esto? Pues sin duda, los agentes educativos que llevan a cabo este proceso, empezando por el profesorado, aquel que debería intervenir en los procesos de elaboración de leyes, pero también aquel que debe renovarse constantemente por el bien de su alumnado. Siempre han existido resistencias de los mismos a aplicar determinadas cuestiones aunque no es el caso de la mayoría, quiénes aplicamos y desarrollamos las distintas leyes pensando que no nos queda otra.

No sabemos si el proceso política ( por cierto, más divertido que nunca en España) puede cambiar esta cuestión. Pero creer en ello puede ayudarnos a creer que por primera vez en la historia, la ciudadanía, en este caso los agentes educativos, podemos formar parte de ese proceso de elaboración de leyes, participando y proponiendo a partir de la experiencia vivida durante los últimos años. Y hablamos de una participación real, con los mismos roles, para empoderarnos si, pero también para lo contrario, para darle la voz al alumnado y a las familias ( desempoderarnos), para que sean participes de este proceso colaborativo. 

Siempre he creído en la educación como motor de transformación social, como dice mi blog, un arma para construir un mundo más justo e igualitario. Y creo en la gente como dice mi amigo @guarii como agentes modificadores de la realidad. No nos quedemos fuera e intentemos que las reformas externas se transformen en internas. Que las evaluaciones sirvan como planes de mejorar y no como segregación de centros escolares. Recuperemos la palabra como decía Blas de Otero. Quizás así podamos cambiar las cosas y nos dejen de reformar. 

Un abrazo a todos/as


2 comentarios:

Ramón Paraíso dijo...

No pinta bien el asunto. Hace no mucho también escribí sobre ello. No es serio que hayan habido más reformas educativas que legislaturas. No hay por donde cogerlo. A pesar de todo seguimos sobreviviendo... De juzgado de guardia! Un placer leerte! Saludos!

Guias De Examen Ceneval dijo...

No pinta bien el asunto. Hace no mucho también escribí sobre ello. No es serio que hayan habido más reformas educativas que legislaturas. No hay por donde cogerlo. A pesar de todo seguimos sobreviviendo... De juzgado de guardia! Un placer leerte! Saludos!