jueves, 24 de septiembre de 2015

Efecto Pigmalión , un reto para los educadores

Hola a todos/as,

estos días, viendo la televisión, pude observar un anuncio de publicidad en el que se hace referencia al " Efecto Pigmalión" y que puedes ver a continuación:


 

El "Efecto Pigmalión" es uno de los sucesos que describe cómo la creencia que tiene una persona pude influir en el rendimiento de otra persona. Esto supone, por tanto, algo importante de conocer y estudiar para los profesionales del ámbito educativo, laboral, social y familiar. ( Wikipedia)

Dicha definición sacada de Wikipedia describe perfectamente ese efecto que muchas veces, hasta incluso darnos cuenta, tenemos sobre determinadas personas. El anuncio educativo me ha hecho recordar varias experiencias que he tenido en diferentes centros educativos y que creo que muchos de ustedes podrán verse reflejados.

En las Facultades de Educación ( he pasado por tres) no es un aspecto que se estudie o investigue en profundidad. Asignaturas con aspectos más psicológicos si que aluden al mismo pero nunca, al menos en mi experiencia educativa, profundizamos en ello.

Hace unos años, cuando empecé mi trabajo de campo en centros de primaria me di cuenta de que esta situación no había cambiado en los últimos años. Cuando yo estudié en primaria y secundaria era un clásico escuchar al profesor, incluso delante del propio alumno, " este niño no sirve para nada", " es que ese chico no va a poder resolver esta tarea", " es que...". Esta misma situación la he vivido hace nada, cuando desde mi rol de investigador , entraba en los centros educativos. ¿Somos conscientes del daño que podemos producir en una niño/a con un sólo comentario?

Y es en este momento, cuando uno se pone a reflexionar, la relación existente entres este efecto y el desarrollo de otras habilidades, consideradas, desde diferentes instituciones como "menores", Hablo del conocimiento en materias como matemáticas o lenguaje frente a otras asignaturas como la música y el dibujo. ¿ Nos hemos parado a pensar que no todos tenemos las mismas habilidades?

El anuncio es una panacea, como casi todo aquello que lo único que busca es vender. Sin embargo, si que puede hacernos reflexionar sobre aquellas actitudes que realizan algunos agentes educativos en este sentido. No interesarse por un problema de matemáticas o por la morfología existente en una frase no significa que ese niño/a no valga para nada. Ni tampoco que con nuestro simple " lo puedes conseguir" lo vaya a lograr. Pero esto es lo bonito, los procesos que pueden ocurrir actuando de otra manera puede que nos ayude a mejorar diferentes habilidades que en primer momento creíamos muy complicado de mejorar. 

Y es que la educación es subjetiva, por eso es tan importante reflexionar y compartir las mismas con las demás. No existe un único método que sirva para todos los contextos y los niños/as.

Un abrazo a todos/as


3 comentarios:

Marta M. dijo...

Hola. vi el anuncio y me pareció fabuloso el mensaje que comunica de intentar animar a los niños a que pueden conseguir lo que quieran con trabajo y dedicación y gracias al ánimo y apoyo de los adultos. Recuerdo en mi época como los padres y maestros decían públicamente como un niño era negado para el deporte, las matemáticas ... El anuncio es muy bueno en ese aspecto aunque publicitariamente no sé ni lo que nos vende... Seguimos en contacto

conchi dijo...

Hola!! Si, es genial que los medios inviten a reflexionar sobre algo tan importante como el efecto qye pueden tener no sólo nuestras palabras, sino simplemente las expectativas que tenemos sobre los demás. Incluso cuando estas son positivas, no dejan de ser un encasillar o etiquetar a otra persona por lo que creemos que él puede o no conseguir. Como seria dejar ser y llegar a cada uno exactamente hasta donde él quiera-pueda-le apetezca, sabiendo que cuenta con nuestra aceptación incondicional sean cuales sean esas metas. Voto por creer en el poder q todos tenemos dentro, que no necesita a otros que nos digan lo que podemos o no hacer.
Enhorabuena por la reflexión... lo había pensado muchísimo gracias por plasmarlo.
Un abrazo

Carlos González Ruiz dijo...

Hola a las dos!

Marta, gracias por comentar de nuevo en el blog. Que importante es, que nosotros, los futuros maestros o educadores nos demos cuenta de este aspecto.

Conchi, gracias por comentar, estoy de acuerdo contigo en el hecho de que sería ideal que nadie nos dijera lo que podemos o no hacer pero más peligroso aún es que te digan que no puedes.

Un abrazo a las dos!