martes, 13 de enero de 2009

Los proyectos nacen en las escuelas


En esta entrada pretendo dar una idea acerca de cómo nacen los proyectos en las escuelas y el porqué los diferentes agentes educativos pueden apostar por él.
Como todos sabemos estamos asistiendo a un cambio radical en todas nuestras cuestiones cotidianas, debido sobre a todo a los cambios tecnológicos que se están produciendo en nuestra sociedad. Se habla de globalización, “sociedad de la información”, nueva economía, etc. Nuestra forma de relacionarnos y comunicarnos crece a paso agigantados, con lo que hace necesario una nueva forma de entender la educación. Siguiendo una línea educativa podemos advertir de varios factores de suma importancia en este ámbito. Me refiero a la formación en TICS de los profesores, el aprendizaje electrónico (e-learning), la alfabetización digital así como la igualdad de acceso y conocimiento en el mundo de las TICS. Estos dos últimos términos son fundamentales si queremos lograr una democratización de la sociedad en términos amplios. Para ello, pienso que “se necesitan políticas públicas que sigan incidiendo en las ayudas y potenciación del uso y calificación de las tecnologías digitales aún por encima del mero interés crematístico o de superar los puestos que los informes estadísticos negativos arrojan sobre los políticos o empresarios ”. También es necesario diferenciar entre los materiales educativos y los productos de ocio se ofrecen de distintos ámbitos.
Todas estas cuestiones así como el mal uso que se hace de las tecnologías hacen que surja este proyecto de vital importancia acerca de las TICS. La escuela pública no puede hacer oídos sordos al mundo que está cambiando. Se tiene, debe adaptarse y hacer un uso crítico de ella. Este último punto es de vital importancia ya que el uso de la red se utiliza casi exclusivamente para fines comerciales, y no culturales o educativos. Por todo ello surgió este proyecto. Nació con la intención de “innovar” , de conocer un nuevo mundo educativo, lleno de ventajas y desventajas.No podemos olvidarnos de las características sociales de los centros, lo cual es un importante punto a trabajar en el futuro.
Esta entrada es solo una imaginación en mi cabeza, de como pueden surgir proyectos.

1 comentario:

Amalia Márquez dijo...

En el CEIP donde trabajo, no estaría mal un pequeño curso para el profesorado. En palabras de la directora del centro cuando le nombré el aula de informática...sí sí, tu has lo que quieras, yo no sé ni encender un ordenador...

A parte de ésta anécdota..creo que es muy importante la diferenciación entre ocio y lo educativo... (y lo que ello conlleva, una política educativa que lo contemple etc.)

muak**