sábado, 16 de febrero de 2013

Visita a la Universidad de La Laguna

En las pasadas fiestas que hemos tenido ( Navidades) tuve la oportunidad de volver a mi isla Tenerife durante unos días. Llegué un día antes de que se acabaran las clases en la Universidad en La Laguna y pensé ir a visitar a antiguos profesores, entre ellos Manuel Area, quién siempre me animo a seguir en el ámbito de las TIC aplicadas a la educación.

Cuando llegué a mi antigua Universidad fueron todo recuerdos. El primero el buen tiempo, 23 grados un 20 de diciembre. Después las clases, la cafetería, la biblioteca...hasta subir a los despachos de los profesores, exactamente el departamento de didáctica, organización y métodos de investigación. Me encontré con antiguos profesores y por supuesto con Manuel Area.


Después de estar hablando un rato de recuerdos y de la situación actual me dirigí con Manuel al Edullab , laboratorio de Educación y Nuevas tecnologías de la Universidad de la Laguna. Como siempre pasa en mi isla de nuevo otra casualidad y es que el becario que ahora mismo tienen lo conocía desde hace un tiempo. Es un gran persona tanto en lo personal como en lo profesional. Su nombre es José Borrás. 

¿ Y a qué viene todo esto? Pues debido a un escrito que existe en una de las pizarras del laboratorio y que no han querido eliminar del mismo. 


En ella dice lo siguiente:

"Aunque acumules muchas investigaciones, libros y tesis doctorales, si lo que enseñas y tu forma de enseñar no motivan, ni son atractivos ni significativos para tus alumnos y su carrera, les harás perder el tiempo y su formación se podrá resentir gravemente. ¿ Eres consciente de ello? Firmado: Oramas.

Es un gran mensaje que debe hacer plantear a profesores universitarios su actualización docente e innovadora más allá de la investigadora. El equilibrio debe ser fundamental para no convertir las Universidades en escritos académicos donde no exista la crítica y la participación. Por otro lado, también sentirme orgulloso de que la persona que lo ha escrito es primo de mi madre, con lo cual tengo lazos afectivos y aunque parezca mentira me produce satisfacción.

En definitiva, una visita llena de recuerdos, de anécdotas y sobre todo lo más importante: aprendizaje. Quien me iba a decir a mí que subir en tranvía a la Universidad y bajar en guagua a mi casa me iba a producir tanto conocimiento. 

Un abrazo